Inicio

El factor gabino G “grizzle”

El modificador Gabino, bastante abundante en la actualidad en las Razas Españolas, está representado por el símbolo G del término ingles “grizzle”, cuya traducción literal es “una mezcla de pelos oscuros y blancos”. Lo expresamos en mayúscula por ser dominante, siéndolo con respecto a las formas de distribución melánica, dado que se puede presentar en los tres colores (melaninas) base. Al ser de transmisión autosómica, no está alojado en el cromosoma sexual. La peculiaridad de este tipo de modificador –bajo mi opinión y experiencia- es que es de dominancia “cuantitativa” valga el término.

La intervención de este gen supone que la distribución melánica es empujada desde el interior de la pluma al exterior, apareciendo la pluma blanca con los extremos melánicos.

Paso a explicar la expresión dominancia “cuantitativa”; en el momento que interviene este gen la pluma se ve  afectada con la característica expuesta, pero su influencia en el acorralamiento melánico produce un resultado “cuantitativo”, que va desde un barrado (azul, rojo o marrón) con algunas manchas en blanco o restos de este factor en la plumas caudales, remeras o coberteras, hasta el blanco total, que lo distinguiremos del blanco recesivo en el ojo y alguna pluma melánica en el buche, que puede traicionar su falso blanco.

Cuando se presenta en un solo cromosoma, se manifiesta con unas características más próximas al azul barrado clásico, siendo denominado Gabino propiamente dicho. Cuando recibe el factor en los dos cromosomas homólogos se manifiesta como un ejemplar blanco con la melanina acorralada en los extremos alares y caudales entonces es denominado Cigüeña, por su similitud con el color de estas zancudas.

Este factor puede ir acompañado de algunos otros que al ser coodominantes generen aparentemente composiciones que nada tienen que ver con la apariencia fenotípica clásica de un Gabino. Por ejemplo los ya referidos falsos blancos, o cuando lo trabajamos con el modificador lavado Pelo Rata “StF”. Es por ello que en algunos cruces nos aparecen esos Gabinos sin motivo aparente, cuyos progenitores nunca lo hubiéramos encuadrado como tales por su expresión fenotípica de color. Algunos aficionados son capaces de intuir este color, al observar los ojos de esos ejemplares que fenotipicamente no son gabinos, siendo el caso más determinante el blanco recesivo que puede ocultar el modificador  prácticamente en su totalidad, salvo algunas plumas en el buche y las características de ojo ya comentadas. Como consecuencia de la propiedad cuantitativa de este modificador,  tal vez sea uno de los colores que más sinónimos tenga, pues son muchas las apariencias y efectos que visualmente se percibe: Gabino, Cigüeña, Zarandalo, Zarandali, Zarandalino, Atigrado, etc.

Puntualizando que todos los casos están basados sobre el dibujo base barrado (C+) y que he simplificado la nomenclatura todo lo posible para mejor compresión del tema, pasamos a ver algunos supuestos con el factor Gabino, en consonancia con el cuadro genérico para las aves en cuanto a los posibles cruces de los factores autosómicos dominantes, teniendo en cuenta que no influye el sexo en el orden de la constitución de la pareja por no ser un factor ligado al cromosoma sexual.

tabla de cruces de factores autosómicos dominantes

Supuesto 1

supuesto1

Supuesto 2

supuesto2

Supuesto 3

supuesto3

Supuesto 4

supuesto4

Supuesto 5

supuesto5

Supuesto 6

supuesto6

Supuesto 7

supuesto7

Gabino Atigrado GT(T superíndice ), mismo locus y dominante de G, por consiguiente es otro tipo de gabino

Supuesto 8

supuesto8

Supuesto 9

supuesto9

Supuesto 10

supuesto10

Supuesto 11

supuesto11

Supuesto 12

supuesto12 ejemplar con el desarrollo de un gabino homocigoto cigüeña

Puede creerse que estas denominaciones son novedosas, pero nada más lejos de la realidad, ya en el año 1788 en la HISTORIA NATURAL DE LAS AVES, se cita la obra de Mathurin Jacques Brisson, zoólogo francés en los siguientes términos:

“BRISS. Tomo. I. pag. 24. ** Palomo gabino vero: Es grande de cuerpo, y el matiz de sus plumas, que son menudas, y cada una de su color, es azul, blanco y negro: en la cabeza sobresale mas el blanco que los demas colores, y en las alas tiene unas vetas muy negras”

“**Palomo gabino tostado: Es muy semejante á el Gabino vero, y solo se distingue de él en tener mas plumas negras en las espaldas que en los restante del cuerpo”

Igualmente en el Diccionario de la lengua castellana realizado durante el reinado de Felipe V publicado en el año 1737, tenemos las siguientes definiciones:

“**Palómo gabino vero. Efpecie de palóma azúl, blanca y negra, con pluma menuda y cada una de fu color, tiene en la cabeza mas blanco, que otros colóres, y en las alas unas vetas mui negras.”

“**Palómo gabino tostado. Efpeciede palóma semejante al Gabino vero, y que fe diftingue dél en tener mas plumas negras en las espaldas, que en lo reftante del cuerpo”.

Con esta cita terminamos lo comentado sobre el color GABINO, a pesar de que este vocablo no está contemplado por la Real Academia de la Lengua Española, aunque paradójicamente ya en 1737 sí lo fuera en el Diccionario de la Lengua Castellana. En contrapartida como curiosidad la RAE sí define como sinónimos los términos: Zarandalo, Zarandalino, Zarandalí: “En Andalucía, palomo pintado de negro.”

En Jaén a 20 de Diciembre del 2012.- Juan Espinosa Martínez