Inicio

Problemas en los nidales

La obstrucción del buche en las palomas

Nuestras palomas son granívoras y como tal existen ciertos componentes que no son procesables por su aparato digestivo.

El ejemplo más reciente con el que nos hemos encontrado ha sido “el cáñamo tratado” para las alfombrillas, que sirven de base en los nidales, no solo les resulta imposible triturar y digerir este material, si no que, de no tomar medidas correctoras, termina siendo tal el bolo que se forma con el cáñamo, que impide el correcto funcionamiento de la finalidad trituradora del buche, amen de las infecciones que conllevará el problema, terminando por morir el ejemplar afectado.

En el año 2006 de cincuenta ejemplares solo se vieron afectados cuatro, el motivo por el que tragan el cáñamo, como bien me comentaba el aficionado Alejandro García Camacho, pudiera ser por la necesidad de sal que siente en el organismo. Otra causa puede ser que al intentar hacer el nido –instinto innato- “patalean”, hasta deshacer la alfombra transportando constantemente parte de los componentes con la boca, que podrían tragar accidentalmente por adherirse a la saliva. Fuere por una causa o por otra, nos encontramos con el problema, que para el que no se le hubiera presentado nunca, cuesta primero diagnosticar y después resolver.

Con la sospecha de que el bolo alojado en el buche, fuera cáñamo, se lo comento a Ángel Martínez y este hace indagaciones, dando con la experiencia de Miguel Cabello que no solo se lo confirma, sino que le marca las pautas a seguir para la extracción del mismo.

Utensilios para la extracción del bolo y bolos extraídos a 3 ejemplares
Utensilios para la extracción del bolo y bolos extraídos a tres ejemplares

Tras dejarlos en ayunas durante 24 horas y ya con el buche vacío procedemos a moldear con las manos el bolo, dándole forma lo más alargada posible, siendo fácil su estiramiento con paciencia y masajes. Una vez lo más alargado posible, lo conducimos hacia la garganta, le abrimos la boca e intentamos localizar el cáñamo, que inicialmente con unas pinzas podemos tirar de él. Durante la extracción hay que cuidar no ahogar el ejemplar.

Dando forma al bolo Extracción del bolo
Dando forma al bolo y extrayéndolo definitivamente con las pinzas

Si realizamos este proceso con comida en el buche, nos exponemos a dañar la mucosa interna, pues al masajear se interpone el grano haciendo de elemento punzante, con lo que al día siguiente es probable que tenga el buche inflado y principio de infección.

Realizar la operación completa una sola persona cuesta mucho trabajo y el animal sufrirá bastante más, por lo que en los casos que nos ocupa realizamos todo el proceso Ángel y yo. En uno de los tres ejemplares la bola era tan grande que pensamos que iba a ser mayor el daño que causaríamos en el encaje de las mandíbulas, por lo que optamos a realizar una pequeña incisión como a dos centímetros de la base del pico, con un centímetro de corte, una vez extraído el cáñamo, se procedió a dar tres puntos de sutura y aplicarle desinfectante. El motivo de realizar el corte en parte superior de buche, lo realizamos por pura lógica a fin de que no existiera perdida de liquido o comida. A todos los ejemplares afectados se les aplico antibiótico y un protector reconstituyente de la flora, para prevenir cualquier infección.

Bolo extraido
Bolo extraido

La sintomatología del caso que nos ocupa es muy similar al emplastamiento, bien por infección o por parásitos, pero si lo tocamos, sobre todo en ayunas nos da la sensación de encontrarnos ante un quiste generado por el virus de la difteria. Si fuera así no se dejaría moldear con tanta facilidad, por lo que si se deja alargar con pequeños masajes, no hay duda, estamos ante el cáñamo.

Las medidas cautelares a seguir para evitar este problema son simples, dejar de utilizar dichas alfombrillas y sustituirlas por otro material que no se descomponga con la fricción, como puede ser tela o moqueta, al menos para los reproductores. No tenemos constancia de que exista alguna mensajera afectada por este problema, por lo que para ellas seguiré utilizando dichas alfombras dado que hasta el día de hoy creo que es el mejor sistema para cama de nuestros pichones, en cuanto a comodidad e higiene.

Patas abiertas en los pichones de nido

Con cierta frecuencia, al quedar un solo pichón en el nido, tiene tendencia a viciar las patas, elevándolas en el sentido de las alas, llegando a deformaciones tan exageradas de impedirle andar y moverse con normalidad.

Este problema suele tener dos causas, que juntas o por separado hay que ponerle remedio lo antes posible, incluso prevenir la posibilidad de que aparezcan.

En la mayoría de los casos este problema viene motivado por una deficiencia orgánica o carencial del calcio, por lo que irá acompañada de la quilla torcida. Ante los primeros síntomas deberemos aportarle al pichón calcio vitaminado AD3E. En cualquier caso yo cuando solo queda un pichón en el nido, tomo ya las medidas preventivas de acomodar el nidal a un solo pichón. Como muestra en las imágenes, procedo a recortar un círculo central a una alfombrilla y la solapo sobre una entera. Habitualmente utilizo la pistola silicona caliente para pegarlas, de esta forma queda un rebaje en el cáñamo que impide que al pichón le resbalen las patas hacia el exterior del plato, esta medida no es aconsejable cuando se alojan dos pichones, pues les faltaría espacio y podrían producirse malformaciones.

Acomodo del nido para un solo pichón
Como acomodar el nido para un solo pichón

Rotura parcial del cascaron del huevo

En algunas ocasiones cuando estamos en plena temporada, suele ocurrir que en aquella postura que más interés tenemos, nos aparece un huevo con alguna rotura del cascaron. Si el motivo ha sido la carencia de calcio, es dificil salvar el futuro de ese embrión pues tarde o temprano se abollará la cáscara y terminará por inutilizarse el huevo. Pero hay veces que el motivo de la rotura es una uña o la perforación con algún objeto punzante, alambre o similar, ante este caso, tenemos la siguiente solución:

Con papel “fiso” haremos una roseta el doble de grande aproximadamente que el orificio a cubrir, lo pegaremos procurando que no quede espacio entre el cascaron y el “fiso”. Aunque cueste creerlo tendremos más casos que lleguen a buen término que negativos. Me han sugerido en alguna ocasión que se puede utilizar esmalte de las uñas u otro componente endurecedor, pero teniendo en cuenta que no dejan de ser reactivos químicos, estaríamos atacando directamente al componente embrionario.

Cascarón unido con fiso
Cascarón unido con fiso

Juan Espinosa Martinez