Inicio

La lombriz de la tráquea

Mi estimado amigo Juan.

Syngamus trachea, conocido también como la lombriz de la tráquea, es un verme redondo, que como su nombre lo indica, se encuentra localizado en la tráquea de diversos tipos de aves, dentro de las que se incluyen las Palomas, parasitismo que se observa con relativa frecuencia, ocasionando problemas que van desde severa dificultad respiratoria hasta la posible muerte del animal.

Ambos parásitos, macho y hembra, permanecen unidos en copula de por vida, adoptando la forma de un tenedor de color rojo por la presencia de abundante sangre en su interior.

El parásito hembra mide alrededor de dos Cms. De longitud con la vulva muy próxima a la extremidad anterior de la misma, sitio en el cual se encuentra prendido el macho mediante una estructura que presenta en su extremidad posterior llamada “Bolsa copulatriz”.

El macho es significativamente menor que la hembra, midiendo solamente 0.6 Cm.

El huevo del parásito tiene forma de Limón Francés con dos opérculos en los extremos.

Las dimensiones del huevecillo andan por 30 x 60 Micras aproximadamente. 

El ciclo evolutivo de este parásito será como sigue.

La hembra expulsa huevos que serán deglutidos por el ave junto al mucus traqueal, para salir al exterior definitivamente junto a las heces fecales, o mediante golpes de tos y estornudos en las secreciones respiratorias.

Una vez en el exterior si encuentra las condiciones favorables de temperatura y humedad, dicho huevo se embrionará constituyendo así la forma infestante para el ave, pero si dicho huevo no fuese ingerido, emergerá del mismo una larva que contaminara todo el entorno y estará capacitada para infestar también.

Algunos pequeños animales coprófagos tales como lombrices de tierra, babosas y caracoles, así como pequeños coleópteros etc, ingieren dichos huevos y larvas para luego diseminarlos en lugares distantes, aumentando así el radio de contaminación del medio ambiente de las aves.

Una vez ingeridas las formas infestantes por el ave, esta sigue el curso del tubo digestivo y allá en las primeras porciones del intestino, la larva penetra la mucosa intestinal alcanzando los finos capilares a través de los cuales alcanza al hígado, corazón y finalmente pulmones.

Una invasión masiva de larvas en el pulmón puede ocasionar una neumonía fatal, sobre todo si se trata de animales jóvenes, los parásitos alcanzan los bronquios donde se acoplan machos y hembras de por vida, viajando posteriormente hasta la tráquea donde estarán ya en su localización definitiva y donde, dos semanas mas tarde la hembra comenzara a eliminar huevecillos, reiniciándose así el ciclo evolutivo del Parásito.

Dentro de los datos clínicos debemos señalar.

  • Severa dificultad respiratoria por bloqueo traqueal, tos y estornudos con abundante secreción Traqueo-Bronquial.
  • Pico entreabierto, sed, nerviosismo y postración.
  • Traqueitis hemorrágica.
  • Neumonía grave en aves jóvenes.
  • Bronquitis.
  • Traqueitis granulomatosa. Etc.

El diagnóstico de esta peligrosa parasitosis lo haremos a partir del cuadro clínico anterior.

  • Hallazgo de los huevecillos en las heces o en las secreciones respiratorias.
  • Hallazgo en la autopsia de los gusanos rojos unidos en forma de tenedor.

Prevención y control.

  • Como este parasitismo se adquiere por vía oral, las primeras medidas irán dirigidas al control del agua los alimentos y el grit.
  • Aislamiento de las aves sospechosas para su consiguiente estudio y tratamiento.
  • Aislamiento y control de las aves nuevas en el Palomar.
  • Higiene sistemática del Palomar y sus entornos.
  • Eliminación de los vectores tales como caracoles, babosas, lombrices, escarabajos etc.
  • Evitar  en lo posible la humedad del Palomar.

Mi estimado Juan, como tu conoces perfectamente, muchas de estas medidas profilácticas se repiten en un gran numero  de estas enfermedades transmisibles, lo cual sugiere la posibilidad de respetar las medidas mas generales de la prevención del Palomar, adoptando como habito y rutina las principales de ellas, lo cual además de recompensarnos con resultados satisfactorios dentro de cada tipo de afición, nos podrán ahorrar grandes dolores de cabeza y perdidas que van desde lo económico hasta insustituibles reproductores y campeones lo cual seria verdaderamente lastimoso e imperdonable.

Como diría nuestro gran amigo Ricardo...........

“No se dan cuenta que pedimos muy poco para darles mucho, simplemente respetando nuestra naturaleza”.

Todo mi afecto y cariño.

Pedro.