Inicio

La Paloma Correo Española (Columba Hispana Tabelliaria)

Dos son las bien definidas variedades que desde muy antiguo reconocen en algunas provincias de España, figurando en primer lugar Valencia y Alicante. LA PALOMA AZUL DE LA ESTRELLA, preciosa e inteligente ave, lo mismo Magaña, hace más de cincuenta años que los frailes de Santo Domingo de Játiva consiguieron sueltas de más de 300 kilómetros, con muy poca educación de los ejemplares y grandes dificultades que tuvieron que vencer en aquellas comarcas, donde el gran número de gavilanes y aves de rapiña era numeroso.

Esta paloma es pequeña, de cabeza redonda, de ojos muy grandes, pico corto, cola y alas muy robustas y proporcionadas, las piernas desnudas y sin escamas. El nombre de la Estrella se deriva de que en el centro de la cabeza y parte posterior del occipucio, la mayoría de los ejemplares poseían tres o cinco plumitas blancas, que hoy el poco cuidado de los aficionados ha hecho que haya desaparecido casi esta distinción al propio tiempo que dan muy poca importancia a este signo los criadores modernos, dejando para la reproducción ejemplares que hayan hecho largos viajes prescindiendo de toda clase de signos.

Es la más fugitiva de todas las palomas que se conocen y también la de vuelo más elevado y sostenido que existe y que más dificultades reúne para el avenamiento. (Cultivo del instinto de seducción y persecución, o costumbre de las palomas en libertad a volver a su palomar.)

LA MAGAÑA O DE LA RAZA.- O sea raza del país; la denominación se deriva de la membrana semipalida que circunda el ojo y desciende hasta el ángulo que forman las dos válvulas del pico, formando casi solución de continuidad en las comisuras de dichos ángulos y en la membrana o mucosa de la boca. Como es además del color de las legañas (producto fisiológico del ojo, que en lengua lemosina se denomina magañas) y como el origen de esta raza de palomas es del país en donde se ha hablado el dialecto lemosin –Valencia- parece que desde muy antiguo se le dio este nombre.

La paloma magaña es algo más grande que la azul de la estrella; viene a ser de un tipo de la raza belga de Lieja. Es de color neboliano muy oscuro, casi negra. El abdomen y lomo de color mate, con rayas azules a la parte media inferior de las alas, la cabeza algo alagada, las membranas de la nariz un poco pronunciadas. Es bastante alta y patas fuertes y resistentes; la parte interior de los muslos y las patas completamente despobladas. Los ejemplares más selectos tienen las doce últimas plumas de las alas o remeras de un color azul rojizo, y la cola azul oscuro. Es poco fecunda generalmente.

El cruce de la Azul de la Estrella y de la Magaña ha dado muy buenos resultados.

De las mensajeras de la raza Magaña y Azul de la Estrella, se obtienen ejemplares de clase superior en Valencia y su provincia.

Texto extraído literalmente del libro Palomas y Palomares de Mario J. Conde (Editado sobre 1929). La importancia del mismo puede radicar, o al menos resultar curioso, en la definición tan precisa que hace de ambas razas, citando la azul de la estrella como una de las razas a utilizar para obtener la buchona-ladrona-valenciana. En cuanto a la descripción que hace del color de la magaña, si no entiendo mal, se refiere al ahumado, pero el detalle de las remeras coloreadas en rojo, me hace recordar en los años sesenta cuando aun se podían ver en Jaén algunos ejemplares denominados Valencianos, eran raros aquellos que no poseyeran esta característica, a igual que era frecuente ver el color ahumado hoy casi extinguido en el Jiennense. Las remeras salpicadas más o menos en rojo, junto con las bandas (barras) en igual color, recuerdo antiguos aficionados que al valorarlas, casi todos sus ejemplares las poseían. J. Espinosa. 09/05/04