Inicio

La denominación: Buchón Jiennense

El Buchón Jiennense es un palomo de reciente creación. Al menos así parece deducirse al leer el apartado "generalidades" con que se inicia la exposición de su estándar. Sin embargo, la colaboración de palomeros veteranos en su elaboración, que, imagino, aportarían los resultados de sus muchos años de experiencia, afición y dedicación a la columbicultura (no creo que inventasen nada nuevo), me hace dudar de aquella afirmación.

Por otra parte, nos ocurre a veces a los aficionados que, al visitar una exposición o ver una fotografía, encontramos a un animal clasificado en una determinada raza y nos parece perfectamente encajable en otra. Esto no es de extrañar teniendo en cuenta los variados antecedentes generacionales de este palomo.

Ante estas circunstancias, cabria formularse una serie de preguntas: ¿el Buchón Jiennense es tan reciente como lo es su denominación?; ¿cuándo empezaron a concebirse en la mente de los aficionados las ideas recogidas actualmente en el estándar?; ¿qué cualidades se pueden considerar como principalmente definitorias de este animal?; ¿tenemos que evitar las obsesiones?.

Difícilmente un joven palomero como yo, que apenas supera el cuarto siglo, y que no ha tenido ningún maestro en quien apoyarse, puede responder con rigor científico a estas cuestiones. No obstante, me atreveré a hacer algunos comentarios que consideraré fructíferos si incitan a sabios y veteranos criadores (¡que aún los hay!) a corregirme. De eso se trata: de aclarar el qué, cómo y cuándo de un buchón, el JIENNENSE, cuya crianza y cotización están en alza porque es precioso de estampa, bello y resistente en el vuelo, por su vivacidad y sus dotes de seductor y porque ¡curiosa circunstancia! es dificilísimo criar un buen ejemplar (aunque a veces no lo conseguimos por impaciencia).

Al confeccionar al estándar en los años 84-85 se planteó la polémica sobre el nombre que se daría al palomo representativo de Jaén. Se barajaron varias posibilidades: por una parte, los compañeros de Linares proponían la denominación "Gorguero de Linares", supongo que por tratarse de un palomo que venían cultivando de muchos años atrás y que tenía cierta difusión a nivel provincial e incluso nacional gracias a la labor realizada por magníficos palomeros como D. José Córdoba, D. Ángel Rodríguez, D. Domingo Ruiz, D. Fulgencio Pérez o D. Justo Rodríguez. Por otra parte, los compañeros de Mancha Real y Jaén insinuaban el nombre "palomo de raza antigua" con el que se conocía al animal que venían criando desde generaciones precedentes y que también era famoso nacionalmente gracias a otros tantos aficionados como D. José Rivas o D. José Mesa.

Evidentemente, la denominación Gorguero de Linares tenía el inconveniente de que restringía el ámbito territorial al que se refería el palomo cuyas características se estaban fijando a una población jiennense de importancia pero, no por ello, representativa de toda la provincia. Entre otras cosas porque, lo mismo que ocurre en otras localidades de Jaén, su afición a la columbicultura presenta matices diferenciadores. Y así, el aspecto general, la docilidad y la belleza y fortaleza en el aire del Gorguero, me parecen los ideales y, posiblemente, los que mejor se ajustan al estándar del Jiennense, pero no su cabeza en conjunto porque, aunque es muy llamativa por sus enormes rosetas, éstas no son tan lisas como debieran, el cerco del ojo es demasiado pronunciado, el iris debería tener un rojo más intenso, el pico es algo fino y no tan corto, etc. Insisto en que son, a mi entender, defectos según lo contemplado en el estándar del Buchón Jiennense, pero quizás, no lo sé, sean virtudes según la definición del Gorguero de Linares, que, por otra parte, puede no coincidir con la que yo me he formulado al visitar palomares de amigos linarenses.

El nombre "Palomo de Raza Antigua" pecaba de ambigüedad e indefinición, no servía para identificar perfectamente el tipo de animal que se perfilaba.

Por eso, la propuesta más lógica de las formuladas fue "Palomo de Raza Buchón Jiennense", que es como se conoce en la actualidad.

Antonio Herrera Herrera. Jódar (Jaén)