Inicio

La legalidad de la colombicultura en España

Al día de hoy, no existe una ley que regule la práctica de la colombicultura a nivel nacional. Dice la RAE (Real Academia Española) que es el Arte de criar y fomentar la reproducción de las palomas, que se complementa con la definición que da a la Colombofilia: Técnica de la cría de palomas, en especial mensajeras.

Desgraciadamente lo poco que existe está redactado y legislado a conveniencia de las federaciones de turno, entrando en la mayoría de las veces en oposición a los intereses de otras modalidades, socavando en ocasiones incluso derechos constitucionales.

Como ejemplo valga el desafortunado e insustancial Reglamento General de Competición para las Palomas de Razas Buchonas Españolas, aprobado recientemente por la RFEC el 12 de Diciembre del 2008, donde el campeonato de España lo limita a la puntuación en el jaulero, y ya forzado por la inercia de los clubes ajenos a la Federación, redactan de pasada el artículo 18 y 19 donde haciendo un gesto de benevolencia, a los clubes le permiten practicar el vuelo, supeditándolo siempre a la regulación de la Federación Regional. En cualquier caso este reglamento solo vincula y tiene validez para los aficionados federados, pues tiene la consideración de documento interno al no estar aprobado ni reconocido por ningún organismo oficial.

Habría que analizar qué es lo que se tendría que regular antes de redactar una ley de rango nacional y que pusiera en concordia a todas las variantes existentes.

Cultivo de las mensajeras. Aunque reguladas por el Real Decreto 2571/1983, pero perdiendo el amparo y protección del Ejército Español y acosadas por los deportivos o Picas y en ocasiones poco respetada su propiedad por el resto de criadores entendemos que se encuentran desvalidas y necesitadas de mayor protección legal.

Cultivo de las llamadas razas españolas o buchonas españolas: A pesar de existir documentos de la época de los Reyes Católicos regulando su tenencia, en la segunda mitad del siglo pasado y amparándose en la dictadura fueron perseguidas hasta llegar a creer sus perseguidores que las había extinguido. En la actualidad se encuentran luchando dentro de la legalidad vigente y en los únicos ámbitos que le han dejado aquellos que usurparon su historia e intentaron extinguirlas. La Federación andaluza por ejemplo en su reglamento deportivo de vuelo aprobado por la Junta de Andalucía, no contempla estas razas como deportivos por lo que estar federado, es decir, poseer esa tan manida licencia, solo autoriza a exponer sus ejemplares en el jaulero. REITERO LA LICENCIA FEDERATIVA ANDALUZA, NO HABILITA A VOLAR PALOMAS BUCHONAS O DE RAZA, EN EL MARCO DEL REGLAMENTO DEPORTIVO ACTUAL.

Buchón Jiennense propiedad de arnaldo Tabares
Arnaldo Tabares de Cuba

Recientemente la RFEC ha recibido la propuesta de estándar de vuelo y trabajo del Buchón Jiennense un remedo barroco del desarrollado y puesto en práctica durante más de cinco años por el C.I.B.J., A PESAR DE ESTAR INSCRITO EN EL Registro de la Propiedad Intelectual con el número J-1441, no obstante no pretendemos monopolizar lo que debe de ser de todos, por ello, aunque sea un mal plagio, invito a los aficionados que pertenezcan a las Federaciones Regionales a solicitar el desarrollo de un reglamento deportivo de vuelo para la puesta en práctica de ese estándar, si posteriormente es registrado y aprobado por la Junta Autonómica correspondiente como reglamento deportivo, las razas españolas habrían ganado una batalla, mientras tanto ese estándar y ese reglamento es papel mojado dentro de la FAC o cualquier otra Federación, a igual que sus licencias para el vuelo de buchonas.

Cultivo de los “Picas”. Su principal problema es el rechazo de Europa a la práctica de este mal llamado deporte, comparable a las peleas de perros o de gallos, prohibidas ya en España. Las protectoras de animales de España ya están haciendo acto de presencia en cuantas sueltas son denunciados, teniendo su principal opositor en la LEY ORGANICA 15/2003, de 25 de noviembre, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal. (BOE 26 Noviembre). Se modifica el artículo 337, que queda redactado como sigue:

“Los que maltrataren con ensañamiento e injustificadamente a animales domésticos causándoles la muerte o provocándoles lesiones que produzcan un grave menoscabo físico serán castigados con la pena de prisión de tres meses a un año e inhabilitación especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales”.

Buchón Jiennense en vuelo propiedad de Manuel López Sánchez
Azul de Manuel López Sánchez de Jodar certificado 427

Mucho tendría que cambiar esta modalidad para tener cabida en una ley de ámbito nacional y que no contravenga la legislación española y la europea.

Cultivo de ejemplares de fantasía, tal vez las que menos problemas de adecuación tengan por no competir por el aire, pues la mayoría de ellas no son utilizadas para vuelo.

Otras razas de vuelo minoritarias: Podría encuadrar en esta modalidad el resto de razas de vuelo y postura que son de expansión regional cuanto mucho, por ejemplo las volteadoras y entre estas la de vuelo catalanas.

Ya hemos analizado qué se tendría que regular, ahora corresponde detallar los mecanismos a utilizar:

La Ley tendría que ser genérica y a la vez puntual para algunos conceptos, pues no es constitucional la apropiación de la historia, la monopolización del espacio aéreo y el intento del menoscabo de unas razas para expandir otras, los tiempos de la persecución ya pasaron.

Al amparo de esa Ley nacional y bajo sus directrices debieran de desarrollarse las autonómicas que a su vez proyectarían a los municipios instrucciones genéricas con las que regirse por igual para aplicar la Ley. Ni que decir tiene que cualquier Ley autonómica nunca puede contradecir a otra de rango nacional, por lo que tendrían que adecuarse en un plazo previsto las ya existentes o ser derogadas.

La finalidad de esta Ley no sería otra que poner en armonía la práctica y tenencia de cualquier raza de palomas, así como su vuelo en sus distintas variantes, sin menosprecio de ninguna y respetando a todas por igual.

Ejemplar de Jorge Felix Acosta de Cuba
Ejemplar de Jorge Felix Acosta de Cuba

Esta exposición de ideas puede que a alguno le ponga los cabellos de punta, sencillamente porque en la actualidad están monopolizando todo aquello que por derecho propio pertenece a todos, sin hablar de las subvenciones que se reciben en nombre de un deporte que no es tal. Tal vez algún día esto cambie, ese día pudiera ser aquel en el que todos los sectores, inclusive los más numerosos, colombófilos (mensajeras) y criadores de raza se unan para pedir esa Ley que tanta falta hace, donde todos volemos en armonía y respeto hacia los demás, inclusive a la propiedad ajena. O tal vez el día en que Europa prohíba expresamente la práctica del sector más monopolizador “Los Picas”, entonces sus dirigentes quizás sean conscientes del potencial que puede suponer las razas españolas para seguir recibiendo esos pingües beneficios que son las subvenciones, sostén fundamental de su existencia, la cuestión es preguntarse si para entonces ¿aún estarán a tiempo?.

Dedicado aquellos que tachan de ilegales nuestra práctica de vuelo, en su ignorancia deliberada, quieren desconocer que están carentes de respaldo legal, ya que su licencia deportiva solo les autoriza a exponer sus buchonas en el cajón.

Juan Espinosa Martínez.- Secretario del C.I.B.J. Octubre 2009.