Inicio

Palomos gorgueros

Del artículo publicado en la revista PALOMOS DEPORTIVOS, por el aficionado señor M. Fernández Martínez, de Sevilla, referido a la caza de palomos gorgueros, quiero aclarar algunos aspectos que hacen a la misma y que considero interesantes.

Aquí, en la Argentina, los palomos de esa raza gorgueros se introdujeron hace unos 50 años; aún se conservan algunos que reúnen, si bien no todas las condiciones, muchas de ellas. Sus características eran las siguientes:

Salían a volar elevándose en forma vertical con un aleteo intenso hasta determinada altura y así emprendían el vuelo dotados de una elegancia que solamente era apreciable en ellos. Volaban bastante y al arrimarse alguna paloma se les veía con toda su figura: el cuello bien levantado, como tirando la cabeza hacia atrás; la cola, levantada en los extremos, formaba un medio caño; el buche, salido de abajo, colocado hacia adelante en forma de pera, con un movimiento como si lo recogieran y volvieran a estirar. Muy elegantes cuando adoptaban postura. Al acercarse la paloma quedaban como parados, frenados en el aire, adoptando una posición como si quisieran unir la cabeza con la cola, como si se partieran en dos.

Solían tomar mucha altura. Yo los he visto volar con bandada de palomas mensajeras en las clásicas vueltas que dan las mismas cuando toman mucha altura y en especial al atardecer, y ahí se les veía aletear con un aleteo intenso y por momentos perder altura como si se cayeran, pero siempre aleteando para volver a subir y desplazarse con una armonía tan particular que solamente se podía apreciar en los palomos gorgueros. Su tamaño mediano y bien conformados; sus colores de pluma blancos, rojos, negros, azules, gavinos, overos; plumaje sedoso y abundante, y como saliendo de las plumas unos filamentos como pelos, índice de calidad. Estos palomos tan apreciables y que tantos adeptos habían captado por su particular forma de volar y elegancia, aquí en la Argentina se van perdiendo.

He podido apreciar algunas fotografías actuales de palomos de la raza gorgueros, que me enviara el mencionado aficionado amigo, por su porte particular, siempre tratando de mantener la cabeza erguida, que resalta cuando camina, y aun en reposo, su forma y tipo, con los mismos palomos que conservan la característica de la raza.

Existiendo palomos de definida raza que conforman las condiciones de la misma, sería interesante que la Federación Española la reconozca y así poder, sobre una base legal, competir con sus pares, efectuar exposiciones y exponerla en cualquier evento colombófilo; con ello aumentaría no sólo el número de aficionados, sino que al incrementar su reproducción se lograría perfeccionar la raza en base a una rigurosa selección.

El reconocimiento de la misma implica para la Federación un paso adelante al permitir restituir algo que durante muchos años permaneció inactivo, permitiendo así incrementar su cría y existiendo ahora la posibilidad de que esa raza de palomos resurja. Debería adoptarse una decisión que permita revalidarla.

Resolviendo favorablemente, se hará justicia.

Antonio Madeira Pavón. Buenos Aires. República Argentina

Documento sin título