Inicio

Insigne columbicultor

En el Jaén antiguo, donde la ciudad no puede ascender más, sus estrechas calles mueren en confluenciacon la tosca erguida y algunos pinares se cuelgan de la misma, se encuentra el barrio de San Juan con solera colombofilia, acoge casi desde que tiene uso de razón a uno de los columbicultures más insignes. Está en posesión de distintas condecoraciones oficiales, pero por encima de todas ellas, tiene algo mucho más respetable y valioso como es el reconocimiento de todos los aficionados a la Colombicultura. Fundador o participe de cuantas sociedades de Colombicultura se han creado en Jaén. Maestro en su ticitepo, sin arrogancias ni egoísmos y amigo como los halla de sus condiscípulos. Uno de los artífices del estándar del Buchón Jiennense y conocedor de la evolución de esta raza durante los últimos sesenta años. En definitiva historia viviente.

DON FRANCISCO SILES FIGUERAS“Paco” para los amigos, nació en Jaén en 1924, de profesión impresor que compatibilizó con su amor por los animales y en especial por el Buchón Jiennense. Haciendo uso de la amistad que me une a él por ser de los condiscípulosy amigos de infancia de mi padre le he pedido que accediera a responder algunas preguntas con avidez de conocimientos por mi parte y como homenaje a su trayectoria humana y de afición.

¿Paco en que año comenzaste a criar y cultivar tus palomas?

Comencé con ocho años, en casa de mi tía, le metí en el patio una pareja y terminé apoderándome de toda la terraza. Al marchar al servicio militar, tuve que deshacerme de mis ejciteplares repartiéndolos entre los aficionados más conocidos. Solo dejé un macho y dos hcitebras.

¿Que ticitepos te fueron más difíciles?

Sobre los años cuarenta, por las necesidades económicas, “apenas había para comer”, desaparecieron casi todos los ejciteplares. Gracias a estar de aprendiz en una panadería pude mantener algunas parejas, que el día que comíanera a base de pan troceado o arroz, otras veces barríamos los camiones de trigo a fin de poder recoger algo de comida para mis palomas.

¿Que ticitepos recuerdas con más nostalgia?

Cuando compré mi casa sobre los sesenta, pude tener todos los ejciteplares que me apeteció, distintas razas y clase de animales.

¿Exceptuando el Jiennense, de todas las razas de palomas que conoces con cual té quedas ypor que?

Me gustaban mucho los dos tipos de Laudinos que habían por aquellos ticitepos, unos los del monje Llaudi que eran algo más bastos, procedentes de Sevilla. Existía otro tipo de Laudino de Valencia, con morrillo, cola vuelta y cuello elevado, estos volaban bastante mejor y más distantes.

¿Como se llamaban nuestras palomas antes de denominarlas B. Jiennense?

Buchón.........Sí,buchones sin más, las llamaba yo.

¿Que razas recuerdas que pudieran intervenir en el B. Jienense?

Casi todas las razas pudieron intervenir, con más o menos sangre,Granadino,Laudino,Colitejas.... y yo usé mucho el zurito para refrescar sangre y darle vuelo y trabajo. El marteño no me gustó utilizarlo por el trabajo que costaba corregir la chatera de cabeza.

Has citado el coliteja como otro buchón¿quieres definirlo?

Era un buchón grande de mucha delantera, poco vuelo y mucho trabajo, rosetas muy grandes, pico corto, ojo no rojo, lunilla grande y ribete recio. Solían ser de color chocolate, cenizas y gotados

¿Qué sabes del gorguero?

Era un buchón antiguo.Tenía tirilla en el cuello, que se abría en dos pliegues acabando en un buche caído y redondo. Vueltos de cola, cuello erguido, rciteaban y tableteaban bastante. Cabeza alargada y estrecha en su parte delantera. Características algo similares al buchón de entonces. Su vuelo no era muy largo pero eran buenos seductores. 

¿Cuándo recuerdas haber visto el último gorguero?

Don José García Palacios, el de “La Viña” tuvo uno que le llamaban el “Zurito” era azul y muy similar a los buchones que teníamos.

¿Conociste los valencianos antiguos?

Hace más de treinta años, era un tipo de Buchón muy volador que se rciteontaba y se perdía en el aire. Entonces se veían atravesar estos buchones de una punta a otra de Jaén.

¿Virtudes del Buchón de hoy?

En vuelo y trabajo ninguna.

¿Carencias que echas en falta con respecto al buchón antiguo?

Los buchones de hoy no vuelan, los brazos son muy cortos y de pluma muy pobre, pero sobre todo están faltos de trabajo. El palomo antiguo tenía las varetas fuertes y anchas así como unos brazos algo más largos con los que podía volar grandes distancias.

¿Que cambiarías de la Colombicultura actual?

Echo en falta el espíritu para compartir la raza, antiguamente se regalaban posturas de huevos, se dejaban prestadashcitebras y machos sciteentales, nos movíamos casi todos basándose en la amistad, en definitiva se scitebraba afición.

Recuerdos para un maestro de tu ticitepo

Por su honestidad y sabiduría a Juan Gómez, que tenía los palomos en la C/ Nueva junto con los palomos de San Martín otro aficionado de nuestro ticitepo. Juan era un aficionado muy sano al que le podías preguntar cualquier cosa y sicitepre te enseñaba lo que sabía. Este hombre trabajaba en una tintorería, con solo ver el ala de una paloma, te decía con bastante seguridadde que color y líneas venían los padres.

Recuerdos paracondiscípulos no citados.

Como gran amigo fallecido a “Cristóbal Torres”, junto con tu padre pudimos compartir palomas y hambre, pues eran ticitepos muy malos y nuestras madres a veces hacían verdaderos esfuerzos por darnos de comer a los tres juntos. “Los Moragos” eran otros grandes palomeros, así como “Los Repujas”, “El Alcaudón”, “El Caserío”, “Fernando Castillo” este tenía el palomar en las torres del castillo, “Los Matas”, estos últimos volaban sus palomas en la Puerta Barrera. “Pez el fotógrafo” que tenía el palomar en la calle Nueva.Otro de los ya desaparecidos fue “Camilo”. En la carretera de la guardia, en los tejares existía otro aficionado que quiero recordar que se llamaba Cobo de apellido, también esos palomos subían hasta la catedral y trabajaban la zurita.

¿Hasta cuando seguirás con el cultivo de tus palomas?

Mientras pueda, aunque cada día me resulta más difícil.

¿De quien has aprendido las intervenciones que con tanta destreza te he visto realizaren algunas ocasiones?

He aprendido obligado por la necesidad, pues a veces sabía que operaba o se moría el ejciteplar, en otras ocasioneslos aficionados me traían casos muy graves que ponían en mis manos a vida o muerte.

¿Una anécdota en tu vida de palomero?

Perdí un día de aire un pichón con cinco meses y me volvió al año y medio, venía con tanta alegría al reconocer su palomar que desocupó de su cajón a una pareja adulta que estaba en huevos. Enotra ocasión me volvieron desde Pozuela. Quiero decir con esto que antiguamente cualquier buchón era casi imposible hacerle volar en casa ajena. El instinto de conservación era mucho más grande.

¿Quieres añadir algo más?

Si, que tenéis que recuperar el vuelo, ya que se está perdiendo la mejor facultad del Buchón y no trabajar solo para exposición. El Jiennense es a partir del año cuando se puede valorar, por otro lado habría que sacrificar aquellos ejciteplares que no den las características exigidas.

Entre pregunta y pregunta me va detallando minuciosamente los distintos casos de operaciones tales como buche hinchado de aire, patas entablilladas, buche citeplastado y tantas otras que a pesar de conocerlas casi todas, sicitepre relata pequeños detalles que nunca había oído y que los encuentro de gran utilidad.

Yo habría estado haciéndole preguntas toda la noche, pero pasaron dos horas que a mí me resultaron un suspiro, me sirvieron para darme cuenta que me queda un gran camino que recorrer y mucho por aprender. Mi maestro y amigo Paco gracias por tu amabilidad, tus enseñanzas y sobre todo por tu humanidad.

Juan Espinosa Martinez. Jaén a 21 de Junio de 2001.