Inicio

El Buchón Marteño

La colombicultura, es la práctica de la cría y educación de las palomas, con finalidad comercial o deportiva. En la actualidad, existen unas variedades de palomas llamadas BUCHONAS, en las que se agrupan nueve razas: Buchón jiennense, Granadino, Marchenero etcétera; alcanza la categoría de raza, cuando es aprobado su estándar por la Federación Española de Columbicultura, trámites a veces engorrosos y meticulosos, quizás motivados por la trascendencia de dicho reconocimiento.

El palomo Marteño o Colillano Marteño

Existe en Martos desde hace más de un siglo, una variedad de palomos, que genéticamente, tienen fijadas características propias  y concretas, que le hacen merecedor de constituirse en raza, aun no siendo mi especialidad, voy a tratar de definirlo con texto y conocimientos de mi buen amigo D. Antonio Muñoz Molina, oriundo de Martos (Jaén) y residente en Linares, que ha trabajado estas aves durante más de treinta años .

Definición de la raza del palomo Marteño

"Tiene su origen en Martos, allá por el siglo pasado se crea dicha raza, que los más viejos del lugar, dicen fue el resultado de diferentes cruces entre varias razas de las que podemos destacar, el murciano, colillano, holguero y alguna más, sin atreverse nadie a asegurar, cual de ellas aportó más. Pero sí sabemos que el resultado fue, un palomo con unas cualidades y belleza excepcionales, tanto en vuelo, como parado.

Son estos ejemplares, de carácter arrogante y aspecto orgulloso y desafiante, siendo de tamaño mediano, algo más pequeño que otras razas de Buchones que afloran en la zona, lo que le hace ser muy ágil de movimientos, salto y vuelo. Su vuelo, es lento y reposado, lo que le da un aspecto majestuoso, sobre todo cuando en el aire vuela acompañado. El cuello, levantado y el buche redondeado y ligeramente descolgado.

El movimiento de las alas, es de arriba hacia abajo, cuando saltan o vuelan, dando fuertes palmadas para después llevar un movimiento acompasado y tratando de pararse en el aire al encuentro de estos palomos.

Con la cola vuelta hacia arriba, formando un circulo que en los mejores ejemplares, es casi una circunferencia perfecta; detalle éste muy característico y exclusivo de nuestra raza.

Sus vuelos son largos y llegan a posarse en las inmediaciones de otros palomares, para atraer a alguna paloma o pieza, pero sin aproximarse demasiado, por lo que son idóneos para tenerlos en suelta.(Sin paloma).

En la mano resultan bonitos ya que su pico es corto y engatillado, la cabeza redondeada y las rosetas o carúnculas triangulares del tamaño de un grano de maíz en los machos adultos y más pequeño en las hembras.

Parados suelen ser muy vivaces e inquietos, con el cuello levantado y prestos para dar la salida en cualquier momento. Son de buena altura, lo que les da un aspecto de gallardía y a golpe de vista, resulta muy armonioso".(Texto extraído con permiso del autor de la revista Palomos deportivos de la F.E.C. de Setiembre del 91).

Llamamiento a los columbicultores marteños

No hay más que analizar la definición anterior, para observar que tiene características sobradas para constituirse en Raza. Aquí es donde entra todo aquel, que en Martos cultiva estas aves, desde esta revista, les reto a constituirse en sociedad o al menos reunirse y trabajar por la aprobación del estándar. Esto requiere que cada uno, aporte su grano de arena, apoyando a quien esté dispuesto a sacrificar su tiempo en reuniones, recabar información de los aficionados más veteranos, aportar documentación, etcétera. Me consta que D. JUAN  TORRES  ORTA sería capaz de dar el primer paso. Como resultado final, sería conseguir la aprobación del estándar del BUCHÓN MARTEÑO como me gusta llamarle.

Pero Señores: Uds., tienen la última palabra, creo que merece la pena aunar esfuerzos y criterios. En cuanto a trámites burocráticos, mejor ocasión imposible, ahora tenemos como vocal de la Comisión Nacional de Buchones, a un jiennense, que se ha comprometido a agilizar dichos trámites en lo posible.

Embajador de Martos

Casi les podía asegurar, que una vez conseguido el estándar, en unos años de proyección y concursos, Martos sería más conocida por sus Buchones que por su Peña. Así que pidan apoyo a los estamentos locales, que también ganaran renombre a nivel nacional, ya que son dos veces anuales (Campeonato Nacional e Internacional) en las que el nombre de Martos, quedaría representado en toda España con peso propio.

Mis mejores deseos y ánimos para toda la afición, creo que no es tan difícil.