Inicioz

Palomas

Se remontan al año 3000antes de Jesuscristo las primeras noticias que se tienen sobre la domesticación de las palomas bravía o zuritas (Columba livia), descendientes d la paloma común de roca de Eurasia. Por s sabrosa carne fue criada en cautividad por elhombre; después explotó su habilidad e volver al hogar.

Ha producido esta larga asociación cerca. de 200variedades o ramas clasificadas, cuyos tamaños oscilan entre especies apenasmayores que gorriones, y otras, que alcanzan el tamaño de un gallo y que varían en coloreadas palomas de exhibición. Son muchas las especies tropicales muy ricas en color. Algunos matices de color son protectoramente miméticos; uno de tales grupos es verde-hojasalpicado de amarillo. Otros son perfectamente «epigámicos», es decir, destinados a atraer el sexo opuesto.

Generalmente, todas las palomas del mundo son similares, aunque algunas especies ostentan ligeros plumajes ornamentales en la cabeza, o tienen la cola larga y puntiaguda, o de múltiples plumas timoneras.

Más de la mitad se encuentran en las regiones indo-malaya y australiana, y otra gran concentración de especies se encuentran en las regiones más cálidas de América. Únicamente están ausentes las palomas en las áreas polares.

Todas las especies son monógamas, generalmente unidas a sus parejas, y sus nidos sencillos; en la mayoría de los casos, las puestas son de dos huevos de un blanco limpio lustrado, pero unas pocas especies los ponen morenos o color crema. En la construcción del nido intervienen ambos sexos, así como en la incubación (14a 19días), naciendo los pichones con los ojos cerrados Su alimento es regurgitado en principio, por ambos padres, del buche, en cuya época se hace glandular como consecuencia de secreciones hormonales llamada «leche de paloma». Más tarde, con semillas, insectos frutos y bayas. Todas las especies succionan el agua en largo trago.

Es causa de admiración de los zoólogos e hecho de que todas las especies se hayan derivado de la «paloma de roca» o silvestre por medio de la cría selectiva, y que este gigantesco árbol familiar haya tomado tal forma en el transcurso de más de 5.000años.

Fue Darwin uno de los primeros en confirmar, en virtud del examen anatómico y de la cría, que no sólo todas las palomas domésticas proceden de este único progenitor, sino que cuando se cruzan tipos especializados, sus descendientes se parecen de nuevo a su antepasado silvestre, al cabo de pocas generaciones.

Describiré algunas de las subfamilias silvestres actuales, que a buen seguro despertará la curiosidad de los columbicultores de todas las especialidades.

La subfamilia mayor es la TRERONINAE o paloma de las frutas. Está establecida en los trópicos del viejo continente, principalmente en la región indo-malaya, y está compuesta de aves que varían desde el tamaño de un estornino, hasta especies del peso de una pequeña gallina. Todas se alimentan exclusivamente de frutas y bayas, siendo la mayoría de este grupo muy rica en colorido; su representación es la «paloma verde de cola cruciforme» (Sphenurus sphenurus) del sur de Asia e Indonesia; su tamaño es como una paloma doméstica, de color verde amarillento, marrón en la parte superior, gris rosado en la parte inferior, amarillo ocular desnudo y azul, y las patas carmesí.

El mayor grupo de las palomas de frutas pertenece al grupo «Ptilinunus». El ejemplar más difundido es la «paloma soberbia de las frutas» (Ptinopus superbus). Se encuentra en Tasmania, Indonesia, hasta en Nueva Guinea; es verde, chillonamente pintarrajeada con detonantes rosados,y púrpura en la coronilla y lados del cuello.

Otras especies, como la «paloma magnífica de las frutas» (Megaloprepia magnifica) de Australia, Nueva Guinea y las Molucas, tienen las partes inferiores de color vinoso púrpura, por encima grises y verdes, con franjas amarillas brillantes en las alas. Menos gregarias que las demás palomas, son las de las frutas. Las mayores tienen el plumaje más sombreado y semejante en ambos sexos, pero existe una de las especies con matiz metálico, otras blanca y pura. La blanca, llamada del Estrecho de Torres (Ducula spilorrhoa), de 30cm de largo, son admiradas por sus migraciones a lo largo de las costas septentrionales australianas. Esta tiene un poco de negro en las alas, la cola y los costados, anida a lo largo de la costa y se alimenta de frutas, bayas y nueces moscadas.

La especie de color metálico «Imperial verde» (Ducula aehea), de 40cm de largo, ostenta brillantes e iridiscentes colores: verdes, azules y bronceados por encima; por debajo gris; las timoneras, color castaño brillante, y las patas carmesí. Al igual que muchas de las grandes (Duculas) o palomas de nuez moscada, se alimenta de frutos increíblemente grandes para ellas, que su especial disposición de garganta les permite tragar.

Existen unas palomas parecidas a las domésticas «palomas de las nieves» (Columba leuconota). Se distinguen por tener en general la parte inferior blanca y la cola negra cruzada por una franja. Esta especie cría en colonias situadas en grietas del Monte Everest, hasta5.000metros de altura.

Totalmente diferente a la «paloma castaña» (Macropygia phasianella), que tiene una larga cola escalonada.

Las «palomas torcaces» (Steptopetia semitorcate) se encuentran en toda Eurasia, África, Australia y región indoimalaya. Es bien conocida por los cazadores españoles. Se les denomina «palomas de collar». Su tamaño es similar a las domésticas; su distintivo, medio collar negruzco o ajedrezado en la parte posterior del cuello, predominando los colores gris y crema.

Algo semejante es la «paloma plañidera» (Zenaidura macroura) de América del Norte y Méjico, mide 30cm de largo, color castaño grisáceo, cuello trigueño pintado a ambos lados de violeta rosado, cola larga y puntiaguda. Parecida a la extinguida «paloma migratoria» (Ectupistes migratorius), es la especie más difundida en América del Norte.

Otra especie es la «paloma inca» (Scardafella inca), una de las muchas pequeñas palomas de los trópicos del Nuevo Continente. Todas ellas tienen la parte inferior de las alas marrón, las plumas grises y tan estrechamente imbricadas que parecen escamas.

La «paloma de frente blanca» se encuentra entre Tejas y Argentina.

Existen en el Antiguo Continente muchas palomas terrícolas muy ricas en colores. Una de ellas es la «paloma esmeralda» (Chalcophaps inca), del tamaño de una codorniz, con la parte superior verde bronceado iridiscente, contrastando manchas blancas en la frente. Es un ave típica, con diversas especies muy adornadas; se alimenta de frutos caídos, semillas y termites; sus huevos son color café pálido. Huye volando al igual que las codornices.

Otra paloma que se puede describir es la «paloma de corazón sangrante» (Gallicolumba luzonica) de Filipinas, cuya parte inferior es blanca, y en la parte superior del pecho e inferior del cuello una gran mancha roja.

La especie más pintoresca y rica en adornos es la «paloma de nicobar» (Caloenas nicobarica); mide unos 40cm, con largas e iris-discentes plumas verde oscuro que le rodean el cuello formando una melena gigante; tiene en la base del pico una excrescencia negra.

Su asentamiento está en pequeñas islas de las Indias Orientales, incluso en las Salomón. Su comportamiento es si mil ara la de la «paloma esmeralda».

La paloma, entre las que viven, de mayor tamaño es la «Gura» o «paloma coronada» de Nueva Guinea. Tiene una erguida cresta con la contextura de un encaje, y es tan grande y bella que sus plumas eran codiciadas como si fuesen auténticas de aves del paraíso, cuando se recolectaban para el comercio.

Antonio Ortuño Navarro